Prenatal2-1080x720

Beneficios del Yoga Prenatal

Honestamente no se que hubiese sido de mi sin el yoga durante mi embarazo. Cualquier pensaría que en esta imagen tengo 9 meses, pero no, de cosa iba llegando al séptimo. Salvatore nació de 39 semanas, 4.5 kilos y claramente por cesárea. Cosa que una profesora de yoga jamás contempla puede sucederle, pero pasó. Estoy segura que mi práctica diaria no solo preparó mi cuerpo para soportar los cambios físicos, sino mi mente para soportar los hormonales.

Las clases de yoga prenatal son más populares ahora que nunca. Cuando se combinan con un ejercicio cardiovascular como caminar, yoga puede ser una forma ideal para mantenerse en forma durante tu embarazo. Esta antigua práctica te mantiene flexible, tonifica los músculos y mejora el equilibrio y la circulación, con poco o ningún impacto en tus articulaciones.

Yoga es beneficioso porque te ayuda a aprender a respirar y relajarte profundamente, cosa que  será muy útil al enfrentar las exigencias físicas del parto  y la maternidad. De hecho, una de las primeras cosas que se aprenden en una clase de yoga es la forma de respirar. La técnica de respiración conocida como Ujjayi requiere tomar aire por la nariz lentamente, llenando tus pulmones, y exhalar completamente hasta que comprimes el estómago.

Aprender a hacer respiración Ujjayi te ayuda a mantener la calma cuando más lo necesitas. Cuando estás con dolor o miedo, tu cuerpo produce adrenalina y puede producir menos oxitocina, una hormona que hace que ayuda al progreso del trabajo de parto. Una práctica regular de yoga te ayudará a luchar el impulso de contraer el cuerpo al sentir dolor, y te mostrará, por el contrario, cómo relajarte.

De acuerdo con Harvard Mental Health Letter de 2009, estudios han encontrado rigurosas pruebas científicas de que la yoga ayuda al cuerpo a lidiar con el estrés reduciendo los latidos del corazón y desacelerando la respiración y la presión arterial -lo que puede beneficiar a nuevas mamás después de que el bebé nazca.

Los beneficios del yoga no se limitan a su bienestar físico. “Tomar una clase de yoga prenatal es una gran manera de conocer a otras mujeres embarazadas – para convertirse en parte de una comunidad”, dice Denise Cynthea, una enfermera registrada y profesora de yoga prenatal en Oakland, California. Estar en un ambiente positivo y de apoyo con otros como tú puede darte un impulso emocional regular y mantener la motivación para continuar haciendo ejercicio.

Consejos de yoga en el primer trimestre

Beber mucha agua antes, durante y después del ejercicio para mantener tu cuerpo hidratado. Respira profunda y regularmente mientras te estiras. Reconoce y acepta que tu rutina regular que requerirá modificaciones conforme pasa el tiempo.

Consejos de yoga en el segundo trimestre

Tus articulaciones se están empezando a aflojar ahora, debes proceder con cautela. Ten en cuenta, también, que se afectará tu sentido del equilibrio. No trates de mantener posturas durante mucho tiempo, y recuerda entrar a las posiciones de yoga lentamente y con cuidado para evitar lesiones. Tóma tu tiempo y no te excedas. Evita acostarte sobre la espalda para asegurarte que la sangre esté fluyendo debidamente hacia el útero.

Consejos de yoga tercer trimestre

Ahora que estás más grande, utiliza la pared como apoyo para las posturas de pie, o puedes usar una silla para evitar perder el equilibrio y correr el riesgo de lesiones.. Apoyos tales como bloques y correas pueden  ayudar a hacer transiciones entre poses. No sostengas poses durante mucho tiempo; es importante mantenerte en movimiento.

Las mejores poses para el embarazo:

  • baddha konasana (Siéntate con la espalda recta contra una pared con las plantas de los pies tocándose y las rodillas relajadas abiertas en mariposa hacia los lados)
  • Inclinación de la pelvis Cat-Cow: Esta posición de cuatro apoyos ayuda a aliviar el dolor de espalda baja, un problema común durante el embarazo.
  • Guerrero I, II y III: Te ayudarán a fortalecer piernas y piso pélvico.
  • Malasana: sentadillas con rodillas separadas para relajarse y abrir la pelvis y fortalecer las piernas superiores.

Evita aprender a pararte de cabeza y hacer inversiones ahora si nunca han sido parte de tu práctica. Evita posturas en las que estés en tu espalda, o torsiones exageradas de columna y abdomen.  Evita por completo clases de yoga caliente (Bikram Yoga / Hot Yoga) ya que este sobrecalentamiento puede ser peligroso.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

¿Necesitas ayuda?, escribenos vía Whatsapp al +57 300 8149713. Estamos para ayudarte

Mi nombre es Alexandra y no, no nací yogi, ni bruja ni veía auras de colores cuando era pequeña. Estoy en este mundo para demostrarte que no hay voz más potente que la de tu maestro interior y no hay poder más fuerte que el de tu intuición.

Enlaces útiles

  • Mi cuenta
  • Mi Aula Virtual
  • Mi Carrito
  • Blog

Tienda

  • Rituales en Casa
  • Workshops
  • Productos Wish

Oferta Académica

  • Cursos
  • Yoga Teacher Training
  • Tarot Coaching
  • Certificaciones

Casa Paulina

  • Mapa del Sitio
  • Terminos y Condiciones
  • Politica de Privacidad
  • Tratamiento de datos personales