Ritual de amor

Este Ritual de Amor será idealmente realizado un Viernes, día de Venus, la Diosa del Amor.  En tu Kit habrás recibido:

  • Un magick jar con sal marina, sal rosada, pétalos de rosa, clavos, canela, venamí, botones de rosas y dos cuarzos rosa.
  • Palo Santo / Salvia
  • Una vela
  • Dos rocas de sal del himalaya
  • Un aceite esencial de Lavanda, Manzanilla romana, Vetiver & Sándalo.

Necesitarás lápiz y papel. Asegúrate de no botar la fibra con la que venía atada tu caja o encuentra un hilo o pita para este ejercicio. No importa el largo.

– Disponte en un espacio privado ante tu altar, esto puede ser una mesita cualquiera o un paño en el suelo sobre el cual vas a disponer los elementos. Asegúrate de que el lugar este algo oscuro. Empieza por vaciar los contenidos del frasco sobre el paño o pañoleta.

Toma la sal marina y rosada y dibuja un círculo de unos 30 cms de diámetro con ella.  Dentro del círculo ubica los pétalos, los clavos, las hierbas de venamí y botones de rosa marcando otro círculo interior. Ubica un vaso o copa con agua o vino al norte de tu círculo. Prende sobre un recipiente (puede ser un plato pequeño) tu vela roja, ubícala en el centro y permanece en observación de la llama de la vela por unos minutos. Enciende la salvia/palo santo y limpia con su humo todos los elementos. Siente como son descargados de cualquier energía indeseada y se programan para trabajar para ti.

Apágalo y disponte a sentarte unos momentos en meditación, simplemente observando tu respiración y concentrándola en el área del corazón.

Trae a tu mente todos los sentimientos de amor que tienes hacia tí.  Recorre tu vida y detalla todas tus victorias, todos los momentos en los que te has sentido orgullosa de ti misma, todos los adjetivos que describen tu ser más elevado (tierna, amorosa, compasiva, dulce…). Recuerda en detalle los momentos en los que te has sentido amada y amorosa.  Escríbe todo lo que te gusta de ti misma en el papel, celebra cada detalle, cada virtud, cada cualidad sea física, emocional, mental, social. Enlista todo lo que AMAS DE SER TU.  Si te cuesta trabajo encontrar esta bondad amorosa hacia ti misma, intenta mirarte a través de los ojos de alguien que te quiere muchísimo y escribir lo que esta persona escribiría al describir tus cualidades.

Toma uno de los cuarzos rosados, úngelo de aceite esencial y sostenlo entre tus dos manos en Lotus Mudra, como muestra la imagen:

Cerrando los ojos repite hacia ti misma:

“Invoco la más alta vibración del amor para que me acompañe hoy en este ejercicio de bañarme con compasión y dulzura. Programo este cristal para representar y sostener toda mi capacidad de amarme a mi misma. Reconozco mis talentos, mis virtudes, mis cualidad y aciertos y ofrezco eterna gratitud por haber podido experimentarlos en mi vida. Entiendo que sólo puedo atraer el amor que me ofrezco y el amor que conozco a mi vida”.

Toma ahora el segundo cuarzo cristal y sostenlo junto con el tuyo en el mismo mudra entre tus manos. Frente a tu corazón. Visualiza ese amor que deseas atraer a tu vida o ese amor que quieres sostener o reavivar. No tienes que pensar en una persona en específico; piensa que vas a enseñarle a esta segunda piedra cómo es que se te ama a ti. Cómo es que se te respeta. Cómo es que tu deseas ser amada, valorado, mimada y acariciada.

Visualiza como las dos piedras empiezan a vibrar con la misma energía. Siente como el amor que proyectas desde una piedra es inhalada por la otra y viceversa. Una danza de amor se intercambia entre ellas…Cuando sientas que has conseguido elevar ambas piedras en la misma frecuencia de AMOR cierra tus manos y sostenlas entre tus palmas juntas frente al corazón, en postura de oración.

Repite en voz alta:

“Decreto que pondré en primer lugar el amor hacia mi misma. Decreto que le enseñaré a otros con mi ejemplo cómo se me ama y se me quiere. Decreto atraer a mi vida solo el amor que yo misma se darme y así sentirme segura y confiada de la abundancia de compasión y bondad amorosa que se despliega hacia mi”.

Ubica los dos cuarzos a ambos lados de la vela roja encendida. Toma ahora la pita o fibra. Te dispondrás a amarrar un nudo cada vez que repitas:

“Es un placer amarme y valorarme y reconocer el ser maravilloso que soy y todo lo que puedo llegar a ser. Atraigo a mi vida sólo el amor que me permito ofrecerme a mi misma”.

Amarra cuantos nudos puedas en la fibra, una y otra vez, repitiendo la frase. Cuando sientas intuitivamente que has terminado, dale play a este audio:

Disponte acostada sobre el suelo o una cama/sofa sosteniendo una roca de sal del himalaya en cada mano.  Siente que con cada inhalación respirar amor de la piedra en tu mano izquierda y pasando la visualización de aire por tu corazón llegas a exhalar todo ese amor hacia la piedra en tu mano derecha.  Permanece aqui por 13 minutos.

Al terminar toma los elementos de tu altar y sagradamente regrésalos al frasquito. Toma la salvia/palo santo, pon un gota de aceite en tu entrecejo y cierra tu ritual con su humo repitiendo:

“Agradezco a mi ser más elevado por ayudarme en este camino de reconocer el amor más puro.  Decreto amarme y ser amada. Así será, así será, así lo es”.

Si lo deseas puedes guardar esos dos cuarzos en tu cartera para que te acompañen durante el día o se estás en una relación, disponer de uno dentro de tu almohada y otro dentro de la almohada de tu pareja por 3 noches seguida.  Puedes dejar tu frasco guardado en tu altar o utilizar las sales, pétalos y demás ingredientes para darte un baño de luna en una tina o sumergir tus pies en esas sales si no tienes tina. Si es posible siéntate en observación de la luna por unos minutos sonriendo y agradeciéndole por su poderosa energía.

Espero que este Ritual te ayude a encontrar ese amor incondicional hacia ti misma y aprendas a observarte con ojos de compasión pura.

Namaste,

Alexandra

Te invitamos a compartir una foto de tu ritual en instagram con el #YoginiBox para que juntos podamos apreciar nuestra creatividad y poder de manifestación